Síguenos en:

NIMA (Madrid): 2800069013

RESIDUOS GESTIONADOS

Gestión de residuos electrónicos

Cada año va creciendo de forma considerable la presencia de productos electrónicos en nuestras casas y oficinas. Esto se debe al avance tecnológico en cualquier tipo de aparato electrónico y eléctrico, lo que hace que en poco tiempo se queden obsoletos los que tenemos y queramos sustituirlos por otros más modernos. Los equipos que desechamos se convierten en residuos de composición complicada. Según la Comisión Europea, cada persona produce una media de 14 kilogramos de basura tecnológica.

Esta situación ha creado una gestión de residuos electrónicos, también llamada RAEE, en donde el tratamiento, el transporte y el manejo de este material, se realiza de forma controlada para proteger el medio ambiente.

El control de este material se hace muy necesario debido a que muchos de ellos, contienen residuos muy peligrosos como es el caso del plomo, cromo, mercurio, etc... También es importante el reciclaje de estos materiales para evitar que los vertederos se acumulen grandes cantidades de esta materia, traduciéndose en contaminación en la tierra. Otro motivo de peso, es que algunos aparatos están compuestos de materiales valiosos como el oro, plata, silicio, cobre... que cada vez escasean más y su obtención supone un impacto sobre el medio ambiente. Por ello, se intenta recuperar el máximo posible y así evitar la sobre explotación de las materias primas en el suelo.

El reciclaje y gestión de los residuos electrónicos, se realiza en plantas de tratamientos homologadas y autorizadas para tal efecto. En ellas, los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos se procesan en tres etapas diferentes para reciclar completamente los materiales. En la primera se recibe y pesa los residuos entrantes. En una segunda fase, se retiran de los aparatos los materiales contaminantes. Finalmente, en una tercera etapa se separan y trituran los residuos, recuperándose materias primas como plástico y, metales.

Si queremos deshacernos de algún aparato doméstico, podemos llevarlos a alguna instalación municipal como eco parques o puntos limpios. Si en cambio, queremos renovar un aparato antiguo por otro, debemos entregar el viejo en la tienda o al proveedor; acabando finalmente en una planta de reciclaje.

Para tener una buena conciencia medioambiental, sería recomendable alargar la vida útil de los aparatos electrónicos que están por casa, antes de cambiarlos rápidamente por otros sin motivo justificables. Esta simple acción evitaría en gran medida la acumulación de residuos. Si fuese imprescindible el cambio, es aconsejable estudiar las características del nuevo, comprobando que el fabricante cumple con las normativas. Para ello, el nuevo producto debe de tener en la etiqueta el símbolo de un cubo tachado. Este símbolo indica que el producto cumple con la legislación vigente en cuanto a materia de reciclaje.

RECYBERICA AMBIENTAL, S.L.
C/ Mario Vargas Llosa 17
Pol. Ind. Casablanca. E- 28850 Torrejón de Ardoz
(Madrid) SPAIN
Tel. +34 91 627 02 89
Fax +34 91 172 53 08

recyberica@recyberica.com